lunes, 14 de marzo de 2011

Un nombre gatuno

Como ya he explicado alguna que otra vez tengo un nombre un tanto curioso. Llamarse Antonino no ha resultado fácil en mis veinticuatro años de vida y, aunque como todo, tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, la confusión de tener un nombre que poca gente conoce, normalmente acarrea más de las segundas que de las primeras consecuencias.

Hoy os traigo un ejemplo de como el Karma me toca las pelotas. Mira que había niños a los que llamar como yo, mira que es un nombre poco común y que saben que no van a tener problemas de motes ni de confusiones, puesto que lo más probable es que únicamente ese niño se llame así. Mira que ha habido Papas y hasta emperadores romanos con ese nombre...pues no. El otro día me cuenta y me dicen que han visto esto en Internet



Efectivamente, un puto gato tiene mi nombre. No le reprocho a él nada, bastante le ha caído al chaval, pero coño, sus dueños se podían haber cortado un poquito. 'Bigotitos', 'Bola de nieve', 'Asesino despiadado' ... nombres que molan y que no hieren la sensibilidad de nadie por favor.

Lo más bonico de todo es la raza: 'Común Europeo', ¡ahí, haciéndonos especiales por los cojones!
Bueno, por lo menos me han dicho que el gato es el puto amo, que se ve que no se le resiste ni una...es un consuelo

Suscríbete y recibe al instante las actualizaciones