sábado, 30 de abril de 2011

Las 5:34

La noche cae sobre la ciudad. Un tiempo triste, melancólico, adornado por una llovizna tenue, apenada y afligida como esa misma noche de la que os hablo. Una caminata larga de un chico cualquiera, de un hombre sin rumbo que regresa a la que parece ser su casa pero de la que no tiene sensaciones que así lo atestigüen. Bajo los muros del estrecho habitáculo en el que ahora mismo os escribe este pequeño relato, se enfunda en una máscara de seguridad y autorrealización sin saber que no puede más que desenmascararse ante la vacuidad de su destino, de su triste y solitario destino.
La noche se cierne sobre una ciudad dormida, sobre un millar de personas que descansan, que duermen, que beben, que hacen el amor desesperadamente o, que al igual que ese chico del que os hablo, recorren los más insólitos recovecos de su interior en busca de una señal, de cualquier minúscula porción de luz que alumbre un camino que, por momentos, se torna como esa tiniebla que avanza hacia él. Se acurruca en la manta y aporrea con fuerza las teclas de su máquina de escribir. Te busca, sí, sí, a ti; sabes perfectamente que eres tú y él sabe perfectamente que le estás leyendo. Aunque parezca una historia imposible, aunque el destino no haya querido que os conocierais antes, aquí le tienes y aquí él te tiene, por y para siempre, sin que nadie más se interponga, sin que nadie pueda más que aplaudir el milagro que el destino ha querido forjar con un fuego inquebrantable, inamovible e imperecedero.

Estáis condenados a la más hermosa de las condenas y eso, ni una noche tan abrumadoramente opaca, tan tenebrosamente lúgubre como la de hoy, puede impedirlo. Es ahora el principio del resto de vuestras vidas, no lo estropeéis y comenzad a vivir. Es vuestro destino, y si no lo es, cambiadlo.

lunes, 25 de abril de 2011

Por ejemplo, este

Llevo buscando algo con lo que actualizar el blog toda la tarde. Ha llegado el momento en que he pensado que este vídeo puede servir, puede ser el mejor o el peor según para quien de vosotros lo vea, para mí es perfecto en este momento, quizás a lo mejor mañana cambie mi percepción pero que coño, vivamos el momento que ya está bien de pensar en qué hemos hecho y lo que vamos a hacer. Disfrutarlo... o no, lo que vosotros queráis



Californication 1x06

martes, 19 de abril de 2011

Como me hice la cicatriz (V)

Me quedan unas cincuenta visitas para llegar a las 30.000 y, antes de nada, quisiera agradeceros a todos los que entráis a este blog alguna vez el apoyo y el cariño que me mostráis. Hoy, como recompensa a ese afecto os voy a contar una historia que no he contado nunca, jamás, de los jamases, ninguna vez antes. La historia de cómo me hice la cicatriz:

Aunque ya apenas se note por el excelente trabajo del doctor que me curó, en mi frente luce, al más puro estilo Harry Potter, una cicatriz que tiene una historia muy dura detrás. Ha sido muy difícil para mí olvidar aquella experiencia traumática, pero ahora, con la ayuda de mis seres queridos, estoy dispuesto a contarla aquí, para todos ustedes.

Como muchos de vosotros sabéis, mi gran pasión es la escalada. En mi haber puedo decir orgulloso que poseo varios records mundiales de montañismo y que ya he subido varias veces las cimas más altas del mundo. Pero de entre todos los peligrosos momentos de mi vida, recuerdo este como el peor de todos. Me disponía a subir por decimoquinta vez el Everest, la montaña más alta de la tierra, tras haberlo hecho con y sin oxígeno, en bañador, en zancos y gateando; ahora mi reto era subirla de espaldas, con una mano atada a la espalda y acompañado de una compañera ninfómana china.


Compañera ninfómana china

La travesía no tenía casi ningún problema para un experto escalador como yo, pero nunca debes subestimar el poder de la naturaleza. Aquel día especialmente frío de invierno, llegamos a rozar los -160º y no tuvimos más remedio que regresar al campamento base para que mi pobre compañera (no yo, que soy el puto amo y aguanto todo lo que me echen) pudiera sobrevivir. Casi rozábamos la cima cuando ella dijo que no podía más, que a pesar de ver mi ímpetu varonil y mis ganas de coronar aquella cima que la estaban poniendo 'perrísima' (palabras textuales suyas) debía bajar. Descendiendo, su arnés se soltó por una avalancha de roca y hielo que sus gemidos de placer al verme, estaban precipitando. Sosteniéndome sólo con una mano (la otra la tenía atada a la espalda, que no escucháis lo que se os dice) conseguí salvarla de una muerte segura y llevarla a una cueva. Sin embargo, no pude evitar que una roca afilada como la misma espada del demonio me cortara la frente.
Cuando por fin estábamos a salvo, la chica vio como mi frente sangraba y temió lo peor, que su amado (yo, por si quedaba alguna duda), muriese allí en un final digno de una novela, pero que estaba sucediendo en la realidad. Así que recurrió a su cultura milenaria y consiguió curarme la herida con una técnica basada en distintas posiciones sexuales inimaginables para vosotros. Así pasamos las siguientes semanas, hasta que el tiempo arreció y pudimos coronar, como no podía ser de potra manera, la cima.

Y esta es la historia VERDADERA de mi cicatriz. He dicho

miércoles, 13 de abril de 2011

Joselu, el último superviviente

Como os decía el otro día, tengo un amigo que se puede tildar de genio, de como me gusta llamarlo a mi...puto amo. Se llama Joselu y no sé que cojones hacéis que no lo estáis buscando ya en Twitter

Hoy os vengo a contar la historia del último superviviente. Os dejo cinco vídeos que van mejorando en cuanto a calidad, originalidad y diversión. Gilipollas (si, gilipollas) seríais si no los vieseis enteros.









viernes, 8 de abril de 2011

Mi homenaje a Joselu

Hoy os vengo a hablar de uno de los más grandes tipos que he conocido en los casi nueve meses que llevo en Murcia. Su nombre es Jose Luis Borrella y lo podéis encontrar y seguir por Twitter (algo muy aconsejable) AQUÍ

Es un tío cojonudo, mi veterano favorito sin duda alguna. Muchos os preguntaréis por qué, y yo no podría contaros en tan poco espacio tantas y tantas razones por las cuales es el puto amo. Pero una de ellas ha hecho que actualice hoy el blog especialmente, porque entre las muchas cualidades de mi amigo, cabe destacar especialmente que es el hombre con la boca más grande del mundo. Se que parece increíble, pero precisamente por eso es todavía más cojonudo verle demostrar su poder. Paso a ejemplificar lo que acabo de decir



Efectivamente señoras y señores, es capaz de meterse su propio puño en la boca. Animo y reto a todos vosotros, mis queridos lectores, a que intentéis meteros el puño en la boca y veréis como es jodidamente imposible. Sólo un superhéroe comparable a Superman o Spiderman podría hacerlo, un super tío como él. Si creeis que con eso se da por satisfecho, os equivocais. Es capaz de mucho más



En este caso consiguió introducir las páginas amarillas en la boca...¿ahora ya os vais comenciendo de lo puto amo que es no?

Pues aunque parezca que Dios no podría dar más condiciones sobrenaturalez a un hombre, si pudo y, de hecho, lo hizo. Es un tio tan peculiar que duerme así



Cubriéndose la cabeza, atento y temeroso a la vez de todo cuanto le rodea, prevenido por su el techo se derrumbara en su plácido momento. Un genio inigualable este @borrellamas sin duda alguna #PUTOAMO

miércoles, 6 de abril de 2011

Como desees

Hoy voy a sacrificar mi día en clase (mañana prometo que voy) por una película que me ha venido a la cabeza en los últimos días, La Princesa Prometida. Un film que vio la luz el mismo año que yo, que me ha acompañado por toda mi infancia y que me encanta. Un cuento para niños tranformado en una bonita película para todo el mundo y que tiene una escena que a mí particularmente me fascina.



PD: Mención especial a Robin Wright, la actriz que hace de Buttercup y que me ha tenido enamorado desde la primera vez que vi la peli hasta el día de hoy

domingo, 3 de abril de 2011

El truco de magia del botellón

Hoy os vengo a contar una historia mágica, casi milagrosa que estoy seguro de que muchos de vosotros no creeréis pero que os prometo que es real como la vida misma.

Estábamos el viernes cuatro o cinco de la residencia jugando a un juego que inventamos Raúl (@Rmm811) Pedro (@piiterrrrr), Guillermo (@guillermoagullo) y yo en Salamanca hace unos años, y que recibe el nombre de 'Oh Dios mío, por qué me has abandonado'. El juego en sí ya sería digno merecedor de una actualización (algún día la haré) pero lo que debéis saber únicamente para comprender la historia, es que se juega con una baraja de cartas.

El caso, es que estábamos en un descampado detrás de la residencia bebiendo y jugando cuando Carlota debía apostar con el Canario. La niña tenía un dos de oros en la mano, con lo cual perdia la apuesta. En un arranque de rabia y furia, Carlota tira la carta al suelo y cumple con lo que había apostado. Los demás nos ponemos inmediatamente a buscar la carta pero no damos con ella. De repente alguien exclama: '¡Aquí está!' Los demás nos percatamos efectivamente de que en el suelo se encontraba un naipe, pero caemos inmediatamente en la cuenta de que no es la que buscamos ya que está vieja y desgastada. Alguien había tirado una carta en ese descampado hacía algún tiempo.
Lo increíble, el truco de magia que el destino al más puro estilo Juan Tamariz nos iba a poner en bandeja ese día, vino después, justo cuando volvimos la carta y alguien exclama: si es el dos de oros, el que tenía Carlota.



Efectivamente queridos amigos, en un descampado cualquiera alguien había tirado un dos de oros al suelo que coincidía excatamente con la que nuestra amiga había descartado. Pura magia, las cosas de la vida

viernes, 1 de abril de 2011

Cleptomanía murciana

Un videoaficionado (muy guapo según fuentes cercanas) pudo grabar hace un tiempo en la ciudad de Murcia un acto de terrorismo callejero, de crueldad total y falta absoluta de modales cívicos elaborado por unos cuantos gamberros que, según la policía, están a punto de ser detenidos. Las imágenes que van a ver a continuación pueden herir la sensibilidad del espectador. En ellas se puede observar como cuatro indocumentados sustraen deliberadamente una casita para niños que el Ayuntamiento de Murcia había habilitado para que los más pequeños disfrutasen y jugasen en un parque cercano. Inaudito, incomprensible... vergonzoso.

Meción especial al señor de la bicibleta y al estado de embriaguez patente y resaltable de los ladrones (no del cámara)

Suscríbete y recibe al instante las actualizaciones