sábado, 31 de octubre de 2009

Por qué te quiero en 65 palabras



Se me agotaron las palabras...

jueves, 29 de octubre de 2009

Campanella

Hoy tenía intención de actualizar con otra cosa, con algo mío. Pero como suele pasar muchas veces en esta mi vida, me doy cuenta de que hay cosas que superan a lo mío con creces y que vosotros, mi estimado público (que no púbico), debéis conocer.

Hoy os hablo de Juan José Campanella, a partir de ahora conocido en este blog como "Señor Campanella". No lo conocía hasta hace poco y únicamente por la genial "Nueve Reinas", pero con únicamente tres películas me ha enamorado loca e intensamente. No soy más que un friky del cine y por eso, no tengo voz para aconsejar a los pocos que me leen, de qué películas pueden o no pueden ver. Sin embargo, me permito con vuestro permiso, deciros que este hombre es al cine, lo que Zidane al fútbol. Sé que basta que yo diga una cosa para que el resto del mundo, sea por desconfianza o simplemente para joder, haga lo contrario. Así que por eso y porque de veras deseo que conozcáis a este tipo os digo: NO VEAIS NINGUNA PELI SUYA

No veáis "El mismo amor la misma lluvia", aunque Soledad Villamil salga preciosa y Ricardo Darín exquisito
Nunca veáis "El Secreto de sus Ojos", aunque haya sido la película más maravillosa que he visto en mi vida y salgas del cine viendo que el mundo cambia con una simple "A"
Y por favor, después de esta tarde cuando la he visto, jamás veáis "Luna de Avellaneda", aunque yo haya salido de la Videoteca enamorado (más delo que estaba) de este director, del acento Argentino y del país en general.

Lo dicho NO veáis esta película ni esta escena:

"Tienes razón, tiene razón, tiene razón, tiene razón, no puedo decir nada porque tiene razón. Déjame aclararte una sola cosa nada más, acá, Dalma, es un poco más que una gran estrella, acá es feliz (dirígete a la asamblea) ellos ya lo saben, ya lo saben pero qué valor puede tener eso desde la razón, qué valor puede tener conocer a un tipo como don Aquiles o ser amigo de Emilio, seguro que no tanto como el laburo que vos proponés, tenés razón... ah, una cosita más, yo no sé ustedes, pero yo no tengo que recuperar mi dignidad, porque todavía no la perdí, estuve a esto, lo reconozco, pero todavía no la perdí; porque cuando allá fuera compré la idea del laburito que después perdí, eh, o la licuadora que se me quemó o la casetera que me terminó aburriendo como un pelotudo, acá dentro yo seguía siendo el mismo tipo, y me sentía el mejor amigo, el más admirado, el más querido, igual que Dalma y que todos nosotros, y eso, algún valor debe tener, ¿no?, porque yo aprendí muchas cosas, últimamente, a la fuerza, lo reconozco; aprendí que puedo vivir sin cable, sin video, sin ir al cine, sin prepaga, sin seguridad, sin ropa nueva, sin luz, sin gas, sin perfumes, pero no puedo vivir sin la admiración de mi mujer y de mi hijo, mis hijos. Yo no puedo, no puedo"

Si os ha gustado, entonces no veáis este video con otra de las escenas:

lunes, 26 de octubre de 2009

Mi nombre

Es cierto que tengo un nombre extraño, fuera de lo común, pero es mi nombre. Juro que no miento cuando digo que me llamo Antonino de Mora Taberner.
Durante muchos años he sufrido en silencio, cual hemorroide anal, el terrible castigo de tener que repetir, e incluso deletrear mi nombre cada vez que tenía que hacer algún documento oficial (muchas otras veces mandar cambiarlo, en el carnet de conducir por ejemplo). No sé que grave pecado cometí en la vida anterior, pero lo he pagado con creces en esta. Debe ser una tortura de los dioses griegos, que esos eran mu joputas y se descojonaban de la gente puteándoles de por vida

Me han llamado Antonio de la Mora (http://www.abc.es/hemeroteca/historico-29-10-2007/abc/Opinion/cartas-al-director_1641242673913.html)

Antolino

Antoñito

Tonino

Antón etc etc

Y ya cuando creía que a mi padre y a mi no se nos podía llamar de otra manera distinta a las que ya había oido en mis 22 años, voy el otro día al Ikea a por un espejo y veo esto:



Antonido de Mora

Efectivamente me quedan todavía mucho que ver y oir en mi vida

miércoles, 21 de octubre de 2009

Fútbol

Octubre es un mes de comienzos: comienzo de clase, comienzo de trabajos, comienzo de botellones (eso la gentuza, yo no) y sobre todo comienzo de fútbol. Ahora toca organizar equipos, equipaciones y empezar a hacer deporte como Dios manda.



PD: Lo que me mola es que salimos Jueves, Viernes y Sábados, nos ponemos como cerdos alcoholizados y, al día siguiente, vamos de resaca a jugar al fútbol. Es como si Jack el Destripador al día siguiente de un asesinato, fuera de voluntario a un horfanato a contarle cuentos a los niños

sábado, 17 de octubre de 2009

viernes, 16 de octubre de 2009

El insulto más lamentable de la historia

Hoy tenía intención de actualizar con algunas posturas sexuales que ayer tuve la suerte de aprender (no, no pille cacho, pero estuvimos de botellón, salió la conversación y el maestro Raúl me iluminó) pero por respeto a la enorme cantidad de gente sensible a esas guarrería que lee mi blog (mi mamá), os contaré otra anécdota que me pasó hace un par de años.

Tengo la enorme suerte de formar parte del equipo de fútbol de Ciencias de la Información y de tener unos compañeros geniales (hasta aqui el peloteo). Hace un par de años jugamos contra I.E.B (Instituto de educación bursaltil). Deciros que esta gente son pijos no, son lo siguiente. No es que yo tenga algo en contra de los pijos ni mucho menos, de hecho me caen bien, pero es que hay un chaval entre ellos que está muy flipaoo. No sé como si llama ni me interesa, pero lo que si sé (yo y todo el que lo conoce) es que es ...como definirlo sutilmente... GILIPOLLAS.

Siempre suele haber alguna trifulca en esos partidos. Nada fuera de lo común, alguna peleilla y poco más, pero ese día la cosa se torció un poquito más de la cuenta. Un compañero mío que no mencionare para darle anonimat, se picó con él durante el partido. Berni, mi compañero que no iba a mencionar, estaba ya algo cansadito de él y al final le dejó un recadito en forma de patada (en plan cariñoso). Al finalizar el encuentro, Berni que perfectamente podría comprarme a mi de esclavo y a toda mi familia por la enorme ingesta de dinero que tiene, se acercó a él para así, entre amigos, cagarse en su puta madre. El chaval, enfadado, soltó el insulto más lamentable que no solo yo, sino creo que toda la historia de la humanidad ha escuchado jamás. El silencio se produjo y los dos equipos permanecimos atentos a lo que el pijeras iba a decir. Él, se armó de valor y soltó por su boca: ¡Tu cállate... pobre de mierda!

Acto seguido las risas afloraron no solo en las caras de los de mi equipo, sino en los del suyo también. Nunca jamás un insulto provocó tanta alegría en dos equipos condenados a llevarse mal. No creo que se pueda ser más triste en un insulto que burlarse de la condición económica de otro. Con la cantidad de fallos físicos que tenemos todos, con la cantidad de familiares que tenemos todos, con la cantidad de barbaridades que puedes decir en un momento de cabreo, ¡va el pollo y le dice pobre!

Sinceramente increible

martes, 13 de octubre de 2009

Californication

Series que recomiendo a todos, con un David Duchovny fucker total y una preciosa Natascha McElhone



– Me gustaría arreglarte una cita alguna vez

– Eso no creo que suceda

- ¿Por qué?

– Porque ese es mi purgatorio permanente. Cenas, copas, lo que sea; nunca estoy realmente interesado, pero al final siempre acabo diciéndoles lo preciosas que son de todas formas. Porque es verdad, todas las mujeres lo son de un modo u otro. Ya sabes, siempre hay algo en cada una de vosotras, una sonrisa, una curva, un secreto... Las mujeres sois las criaturas más increíbles. Es el trabajo de mi vida. Pero entonces llega la mañana siguiente, la resaca y la comprensión de que no estoy tan disponible como lo pensaba la noche anterior y para entonces, ella se ha ido y yo me quedo arrepintiéndome por otra carrera no tomada

Carteles de mi Facultad (3ª Parte)

Conforme entras a reprografía (Dios me libre que para comprar apuntes), puedes ver un ordenador tirado en el suelo tanto como así:



En él se ve este cartel:



"No se puede imprimir desde este ordenador"

PD: Gracias por la aclaración

jueves, 8 de octubre de 2009

1ª Ley de Couling

Inauguro hoy una nueva sección de mi blog que he decidido llamar "La ley de Couling". Doug Coughlin, es un personaje que interpreta Bryam Brown en la película Coktail (en la que también sale Tom Cruise). En esta pelicula, Coughlin formula una serie de leyes inventadas por él mismo y que, en teoría, te pueden aconsejar sobre la forma de vivir mejor. Mi idea es más o menos parecida. Con mis 22 años y toda una vida a mis espaldas (siempre quise decir eso) me propongo aconsejar y educar a todas aquellas personas que andan perdidas como Wally en el frente atlético. Sin embargo, y para personalizarla un poco más y darle un toque patrio, las he renombrado y he quitado alguna letra que otra. Sin más preámbulos os paso a presentar la primera Ley de Couling

1ª Ley de Couling

"Los frikis gobernarán la tierra, hazte su amigo porque siempre es bueno conocer al gobernador"

miércoles, 7 de octubre de 2009

Carta de un alumno a Rosa Cal

Antes de empezar, me gustaría mostrarle a todos aquellos que sois ajenos a la Facultad de Ciencias de la Información, quien es la profesora Rosa Cal. Esta ecantadora señora imparte la asignatura de Historia del Periodismo Universal en 5º curso y claro, con la suerte que tengo, este año me da clase a mi. Como no quiero que mis palabras suenen exageradas y penséis que soy un pesimista os dejo testimonios de otros estudiantes que podéis encontrar en www.elratotonto.info.

"Huye! Por mucho que estudies y te prepares la asignatura, acabarás con un 5 raspao (”aprobadillo”, como dice ella) en el mejor de los casos. De las que ponen gilipolleces que no vienen a cuento en las calificaciones de los tablones (tipo: “No sabe”, “Menos literatura y más estudiar”). En fin…"

"Esta mujer rompe los esquemas como profesora. Como si la vida la hubiese castigado, lo único que hace es pagarlo con sus alumnos. Con ella se suda la gota gorda hasta en pleno diciembre..y no solo eso…hay alguno que ha llorado sangre…asi que da por hecho que vas a suspender! te lo aconsejo! es una rompetitulos…mi carrera ha durado un año más gracias a su asignatura. no tiene compasión por nadie"

"Si eres del 99% de la población que no estudia todos los días, ni te plantees cogerla. Y si eres del restante 1%, ten por seguro que vas a sufrir para aprobar. Desgraciadamente, desde hace ya unos cuantos años, monopoliza todos los grupos de la tarde, con lo que un turno retrasado en la matriculación te puede obligar a enfrentarte a ella. En tal caso, será tu perdición, y retrasará tu licenciatura un año. Qué se le va a hacer…"

"La gota gorda vas a sudar… y aún así no vas a aprobar"

Hoy he ido a mi primera clase con Rosa Cal y ya se que voy a suspender. Por eso he decidido escribirle una carta para comentarle algunas cosas. De todas formas he puesto otro nombre por si acaso lo lee, que no sepa quien soy (jaja soy super listo)

Carta de un alumnos a la profesora Rosa Cal.
Estimada profesora:

Mi nombre es Manuel Guillamón y soy alumno suyo en la asignatura de Historia del Periodismo Español, en el grupo F del quinto curso de Periodismo en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad complutense de Madrid. Mi carta tiene un mensaje claro y explícito: quiero y necesito aprobar su asignatura. Se lo explico más detalladamente: Ya desde el año pasado llevo escuchando adjetivos hacia usted que me hacen pensar que es una profesora a la que podíamos considerar, digamos "dificil". Aunque la han definido de muchas maneras mucho menos ortodoxas, yo le doy un voto de confianza. No le comentaré nada sobre los improperios que han dicho mis compañeros de usted, pero creo que este año puede cambiar la fama de "puta vieja de mierda, ojalá y se jubile ya o directamente se muera" que ha ido adquiriendo durante todos estos años; y para cambiar esa fama, nadie mejor que yo. Por esto, le propongo un trato: sabrá usted que yo llevo una vida gloriosa en la que no conozco palabras como "estrés", "agobio", "apuntes" o "asistencia a clase"; también directamente he omitido de mi diccionario otros términos como "estudio", "tomar apuntes" o biblioteca" (este concepto específicamente me da repelus). Mi vida me gusta tal y como está, bien es verdad que puede que a otros no les parezca bien el ritmo de vida que llevo, pero para esas personas tengo una frase: que os den por culo.

Como le decía, me gusta mi vida y por eso quiero que siga así. Por esta razón y sin más preambulos le ofrezco un trato: yo puedo aportar sosiego y paz en su vida en estos, sus últimos años, siempre y cuando usted me apruebe y no haga como con otra gente a la cual ha dejado un año únicamente con su asignatura. Es fácil, yo hago mi exámen y usted me pone un "5", no pido más, ambos ganamos y todos felices. Si por el contrario (Dios no lo quiera) no lo hace, haré que su vida sea un infierno y conseguiré que desee lo que tantos y tantos de sus alumnos han deseado estos años: que se jubile de una vez. Asi que, ¿por qué no cedemos un poco todos y somos felices este curso?.

Atentamente un alumno que la quiere y la respeta

PD: Si intenta ir con esta carta al decano o a la policía que sepa que secuestraré a unos de sus trece gatos (más concretamente a Pulitzer) y lo asesinaré lenta y despiadadamente. Con cariño:

Manuel Guillamón Almela

martes, 6 de octubre de 2009

Como me hice la cicatriz (II)

Como ya todos sabéis, hace más o menos un año un terrible accidente dejó una marca en mi frente, y aunque he tenido que pasar muchas y muy peligrosas operaciones, por fortuna, sigo vivo.

La historia es traumática y escalofriante, pero por consejo de mi familia, amigos y doctores he decidido contarla hoy.

El que me conozca sabrá que una de mis aficiones es hacer surf. Amo ese deporte, la sensación de libertad que te provoca coronar una ola...
El año pasado fui a Hawai, donde me habían dicho que están las mejores olas del mundo. Allí tengo una pequeña casita a orilla de la playa


Mi casa en la playa



El caso es que tras unos días de relax en casa, decidí que ya era hora de encontrar esa ola que todo surfista busca, la llamada "ola perfecta". Eran sobre las 11 de la mañana cuando me adentré con mi tabla en lo profundo del mar. No pasaron más de diez minutos cuando por fin, tras casi veintidos años de vida, tomaba la mejor ola que nunca habia visto. Una marea cristalina, de incontables metros de altura, se posaba bajo mi tabla. Las miles de personas que se agolpaban para observarme en la orilla aplaudían como locas y yo me sentía libre y feliz. Sin embargo, aquel momento de felicidad extrema se vió empañado por un terrible suceso. Desde la cresta de la ola, divisé a lo lejos un terrible tiburón que se acercaba rápidamente hacia un pobre niño que, indefenso como un conejo en una zorrera, no sabía que su vida estaba en peligro


Pequeño Billy


Tiburón que atacó al pequeño Billy


Yo por supuesto, no podía permitir que aquella fiera salvaje hiciera daño a ese pequeño y, utilizando el impulso de aquella ola enorme, me deslicé como pez en el agua (me ha costado encontrar el símil) hacia lo que en unos segundos iba a ser una carnicería. El miedo se apoderó de la gente de la orilla que observaba como ese tiburón iba a devorar a Billy; las mujeres lloraban y gritaban, los hombres observaban con impotencia la tragedia que iba a ocurrir y la mamá de Billy (recientemente divorciada después de un matrimonio horrible) gritaba desconsolada


Madre del pequeño Billy


El feroz escualo abrió sus mandíbulas para devorar al niño que en ese momento se percató por primera vez del peligro, cuando de repente de la nada, salí yo y me abalancé sobre la bestia, emprendiendo una pelea a cara de perro (o de tiburón). Yo intentaba esquivar sus afilados colmillos y a la vez luchaba por aguantar el poco aire que, tras ocho minutos bajo el agua, quedaba en mis pulmones. Finalmente conseguí agarrar un coral que había en el fondo del océnao y que tenía forma de cuchillo (no exagero nada, lo prometo) y conseguí clavarlo en la cabeza del tiburón que, inmediatamente cayó muerto.

Tras recuperar el aliento, llevé al pequeño Billy a la orilla donde su madre nos esperaba ilusionada y extrañamente excitada. Sin embargo, el escualo no había dicho su ultima palabra y, tras dejar a Billy en los brazos de su madre, me atacó por la espalda. Con sus afilados dientes y tras pillarme por sorpresa, me hirió en la frente. Pero lo que él no sabía, es que yo aún tenia mucho que decir y que mis quince años de kárate me habian servido para algo. Con una destreza solo al alcance de unos pocos, le asesté la patada giratoria twon-ki-fu que lo destrozó por completo.

Aquella tarde me ingresaron de gravedad en el hospital donde logré sobrevivir de milagro. Al despertar y tras varias operaciones, solo quedaba en mí una cicatriz en la frente y la madre de Billy, que había aguardado toda la noche junto a mi cama y cogida de mi mano.
Una historia que tuvo un final feliz pero que pudo acabar muy mal.

Gracias por leerme

sábado, 3 de octubre de 2009

Experimento

Os voy a contar un experimento que he descubierto y que es lo más increible que me ha pasado en mi vida. Se que parecerá extraño pero hacerlo y veréis el resultado.

1º. Ponerse frente a un espejo (bueno no os pongáis porque si lo haceis ahora no vais a poder leer lo que pone en el ordenador asi que dejaremos esto para el final)

1º b. Coger un boli (vale cualquiera, ya se un pilot chulo o un bic de merde)

2º. Ponerlo en la boca (sin hacer gestos obscenos por favor)y con el lado de la punta para adentro. Si es un bic normal tienes que quitarle la capucha

3º. Pasa tu mano izquierda por encima de tu cabeza y tocate la oreja derecha (no lo hagais al reves que sino no sale)

4º. Con la mano derecha presiona el botón para sacar la punta (si lo has hecho con un bic normal y corriente das asco porque eres un "pobre de mierda", ya os contaré el significado de ese insulto más adelante)

5º. Ponte frente a un espejo

6º. Mira que cara de gilipollas tienes. No creo que nadie haya sido tan tonto para realizar este experimento, pero si tu has sido uno de los afortunados, ENHORABUENA, eres un tio/a grande, imbécil también, pero grande al fin y al cabo.

Me aburro y no poco

jueves, 1 de octubre de 2009

Ahora que empieza el verano...

Porque quien no ha soñado tener un verano así...yo desde luego me pongo malo cuando veo el video. Ahora que empieza el solecito, el calor y la playa a ver si lo aprovecho coño




PD: Cuando me pase todo eso quiero la musiquita de fondo tambien, eso que no falte

Suscríbete y recibe al instante las actualizaciones