jueves, 28 de febrero de 2013

La noche de Rodrigo

Rodrigo llegaba cansado a casa, había sido un día muy duro. Eran casi las ocho de la tarde y no había parado en todo el día. Se había levantado bien temprano para ir a la escuela, había pasado allí casi todo el la jornada y, no contentos con eso, sus padres lo habían obligado después a ir a música y más tarde a natación. Estaba agotado.

Entró en casa arrastrando la mochila donde llevaba la ropa húmeda de la piscina y se sentó en el sofá. Inmediatamente cayó en la cuenta de que debía sacar el bañador y la toalla fuera para que se secaran o su madre le echaría una buena regañina. ¡Qué duro era tener nueve años! los mayores se aprovechaban de él siempre y no tenía otra opción que obedecer. 

Poco después mamá lo llamó para cenar. Una sopa caliente para entrar en calor. Eran las nueve de la noche. A Rodrigo se le cerraban los ojos en la cena, estaba profundamente cansado después de un día de no parar. Sus padres intentaban sonsacarle algo de conversación pero era tarea imposible. A las nueve y media terminaron de cenar y el pequeño decidió que ya era suficiente por hoy. Se lavó los dientes y se puso el pijama. Se dirigió serio al salón y con tono melodramático dijo: "Papá, mamá... hoy ha sido un día muy largo y duro, me voy a dormir para poder descansar" sus padres se empezaron a reír. Él, enfurecido por la falta de respeto que mostraban, dio media vuelta y se marchó a su habitación. "¿Por qué se reirán de mi?" se preguntaba. Inmediatamente cayó en la cuenta de que quizás les había parecido chistoso que alguien tan pequeñito y con un pijama azul de payasos estampados se presentase tan formal a decir lo que había dicho. "Nunca me tomarán en serio" se dijo desesperanzado.

Pero ya todo había acabado, estaba en la cama. Odiaba los primeros cinco minutos allí porque las sábanas estaban heladas, como si todo el calor de la casa no pudiera entrar en aquel lugar. Empezó a echar el vaho caliente de su boca con la esperanza de que se calentasen y, poco a poco, lo fue consiguiendo (aunque no precisamente por lo que él creía). Pasaron los minutos y el pequeño no podía dormir ¿cómo era posible que el sueño tremendo que había tenido minutos antes se hubiese esfumado? le faltaba algo por hacer, estaba seguro pero, ¿el qué?
Pasó casi una hora hasta que por fin, supo qué era. Sentía tanta rabia que se autoimpuso que no, que no iba a hacer esa última cosa antes de dormir, no podía caer tan bajo. Tenía ya nueve años y no iba a consentir que lo tomaran como un niño pequeño todavía. Se dormiría sí o sí y costase lo que costase.

Pasó otra media hora o tres cuartos más y el niño seguía sin dormirse. Agotado y pensando en que más pronto que tarde el despertador sonaría de nuevo para obligarlo a levantarse en otro duro día, decidió que tenía que ceder y completar su ritual, sino jamás se podría dormir.
Con rostro serio y mirada firme se levantó de la cama y se dirigió de nuevo al salón donde sus padres seguían viendo la televisión. Lo vieron aparecer y ambos sonrieron, como buenos padres ya sabía que pasaba.
-¿Qué pasa Rodri? - comentó papá
- Vengo a daros el beso de buenas noches... sino no me puedo dormir.

viernes, 22 de febrero de 2013

La señora de rojo

Feliz fin de semana. Disfrutad de un baile pegado, muy cerca el uno del otro, de aquel o aquella que os quiera lo suficiente como para pasar unos minutos de tranquilidad en la candidez de una bonita canción. Por ejemplo, esta:





Nunca te había visto lucir tan bonita como esta noche, 
nunca habías brillado tan fuerte.
Jamás vi a tanta gente morirse por estar a tu lado y, 
cuando te giraste hacia mí y me sonreíste, me dejaste sin aliento. 
Y surgió esa sensación de amor absoluto y completo.

lunes, 18 de febrero de 2013

Lección de putoamismo

De la película Sin Control, con Jennifer Aniston y Clive Owen


"- Te apuesto 20 dólares a que consigo darte un beso sin tocarte los labios.
- ¿Besarme? ¿Cómo?
- No te lo digo, es la apuesta.
- Vale, enséñame el dinero.
...............................................................
- Vaya, perdí la apuesta..."

jueves, 14 de febrero de 2013

La verdadera historia de San Valentín


Hoy tengo intención de ilustraros un poco, que os hace falta. Se celebra el 14 de febrero la festividad de San Valentín, patrón de los enamorados. Como el noventa por ciento de las celebraciones de la sociedad occidental, la tradición proviene del cristianismo (no nos olvidemos de este detalle que pasa desapercibido para muchos y es ruinmente escondido por otros). Paso a contaros la historia:

San Valentín fue un sacerdote romano del siglo III. Se dice que el emperador Claudio II prohibió el matrimonio a los jóvenes porque pensaba que cualquier hombre debía pasar un tiempo en el ejército antes de establecer su vida sedentaria y casarse. A San Valentín esto no le parecía nada justo y comenzó a celebrar matrimonios en secreto, cosa de la que, como no podía ser de otra forma, se acabó enterando el emperador (hasta aquí la Wikipedia funciona de puta madre). Éste lo llamo a filas y como que le echó un broncón de esos que te cagas, condenándolo a prisión y posteriormente a muerte. Un espabilado que había por ahí llamado Asterio, oyó que Valentín pronunciaba en el juicio estas palabras: “El Señor es la única luz verdadera que ilumina a todo hombre que viene a Él" y se quiso hacerse el listillo. Lo llamó y en tono burlón le dijo que si Dios era en verdad la luz verdadera le devolvería a su hija la vista (era ciega, para los más corticos). Valentín, en un ataque mourinhistico como pocas veces se vio en la antigüedad, devolvió la vista Julia, que así se llamaba la chica. Asterio y toda su familia se convirtieron al cristianismo pero al pobre San Valentín lo martirizaron hasta la muerte.

Quiero decir con esto que a un Santo que tuvo los cojones de desafiar al Imperio Romano, sacarse la chorra (metafóricamente hablando, por supuesto) y ridiculizarlos y encima fue apaleado hasta que le partieron todos los huesos del cuerpo y murió, no le haría mucha gracia ver como vosotros, tontos del pijo, vais regalando ositos de peluche y mierdas similares. 
El amor es mucho más que eso, se demuestra con otros detalles más profundos y sobre todo, muy alejados de El Corte Inglés. Feliz San Valentín a todos aquellos que saben que el mundo gira por amor, no por el consumismo que es, por otra parte, uno de los grandes problemas de que este planeta vaya tan jodidamente mal.

lunes, 11 de febrero de 2013

Desintoxicando

Que este blog es una cura para todos vosotros es algo que ya se sabía y era conocido. Sin embargo, nos hemos propuesto dar un paso más; bueno, la verdad es que yo no he tenido nada que ver, han sido los amigos de Blogger, que no sé que mierda se creerán que es esto, pero me he dado cuenta de que me han metido un anuncio un tanto extraño en la publicidad

Ahí está la prueba: 100% éxito en desintoxicación cocaína. Se ve que Los Momentos al Pedo son droga dura.

viernes, 8 de febrero de 2013

One

One, de U2. Disfrutadla



La noche cae sobre ti una y otra vez, día tras día mientras tú, insulso ser de un mundo que sigue rodando sin cesar, luchas porque la oscuridad deje paso a una rendija de luz en tu vida... A veces lo consigues y otras no. Eso es la vida, luchar porque las sonrisas puedan a los llantos, porque la dicha supere a la tristeza y porque el amor te vende los ojos para no ver en qué se ha convertido este planeta que uno ya no reconoce o no quiere reconocer.

miércoles, 6 de febrero de 2013

Lección de la vida frente a un paquete de tabaco

Siempre he dicho que las cosas realmente importantes de la vida se aprenden en los libros, la calle y las películas. Hoy os dejo, a modo de monólogo musica de la película Rock´n Rolla, una lección valiosísima y de bella factura lección sobre los vicios en general



"¿Ves ese paquete de 'fumar mata' que hay sobre el piano? Todo lo que hay que saber de la vida está entre esas 'cuatro paredes'. Verás que a una de tus dos personalidades le seducen los delirios de grandeza: Un paquete dorado de cigarrillos largos con una insignia regia, una atractiva insinuación de glamour y riqueza, una sutil sugerencia de que los cigarrillos son tus leales y reales amigos, y eso Pete... es falso.
Tu otra personalidad intenta que te centres en la otra cara de la moneda. En aburrida negrita y sobre un fondo blanco aparece la afirmación de que esos firmes soldaditos de la muerte en realidad quieren matarte y, esa Pete, es la verdad. 
¡Oh! la belleza cautivadora llama a la muerte y yo soy cautivo de su canto de sirena.
Lo que al principio es dulce al final es amargo y lo que es amargo al final, al principio es dulce."

Suscríbete y recibe al instante las actualizaciones