jueves, 10 de febrero de 2011

100 cosas que tengo que hacer antes de morirme (nº 61)

Una de las razones por las que estaba deseando volver a Madrid era para poder terminar otra de las cosas de mi lista, más concretamente la número 61: "Dejar una nota en un libro de la biblioteca y esperar respuesta".

No lo quería hacer demasiado fácil. No deseaba llegar y escribir una cartita dentro de un libro, lo veía demasiado sencillo. Así que lo he complicado un poco más (ahora pienso que lo he complicado demasiado). Bueno, el caso es que he cogido un libro en honor a Madrid, probablemente el que más me ha gustado en los cinco años que llevo por aquí y he escrito la primera 'mini nota' que lleva irremediablemente al segundo libro(siempre y cuando tengas unos gustos cinematográficos decentes).

Esta segunda pista, algo más complicada de encontrar en el libro, lleva a la definitiva, a la obra por antonomasia de mi infancia, la primera novela que leí hace ya bastantes años. Ahí me 'encuentras' casi con total seguridad.

Es complicado, lo sé. Quizás puedas decir que es cas imposible que alguien lo encuentre, pero así es creo yo, mucho más romántico cuando dentro de unos meses, años o décadas, una chica preciosa llame a mi puerta y le abra, quedándome irremediablemente prendado de esa sonrisa que iluminará el día. Me mire a los ojos, me rompa al instante y, dos segundos después, me termine de destrozar cuando me diga: 'Leí tu nota, te encontré y ahora créeme, que jamás me separaré de ti'

PD: Reíos ahora panda de cabrones, ya me reiré yo después

Suscríbete y recibe al instante las actualizaciones