domingo, 9 de enero de 2011

100 Cosas que tengo que hacer antes de Morirme (nº 35)

Empezamos el año tachando cosas de mi lista, esta vez le toca el turno a la número treinta y cinco, "Dejar una carta dejando constancia de que existí". Me plantee hacer esto inspirándome en las 'cajas del tiempo' de las películas, donde un niño entierra una carta, un juguete o cualquier otra cosa que aprecia, con la esperanza de que algún otro chaval, unos años más adelante lo encuentre. Yo enterré el día 5 de enero este cofre



Conteniendo una pegatina de mi peña, una chapa de la de mis amigas y un calendario del Real Madrid. Además adjunté una carta para explicar en pocas líneas como es mi vida y el contexto en el que me ha tocado vivir



Por último envolví todo en un par de bolsas de basura



Y finalemente envolví el resultado con cinta aislante para intentar que dure todo lo posible



El siguiente paso fue hacer un hoyo en el suelo, lo más profundo posible (aquí aparece a pocos centímetros pero os prometo que después volví a subsanar el error, ahora está a casi un metro)



Y esperar a que dentro de unos años (espero que muchos) alguien encuentre mi nota y mi cofre y sepa que en algún momento, en esta loca historia del mundo, una vez yo existí



PD: No descarto que en unos meses venga alguien a mi casa diciéndole a mi padre "oiga perdone, es que el subnormal de su hijo enterró esto y mi nena de 3 años lo ha encontrado jugando"

Suscríbete y recibe al instante las actualizaciones