miércoles, 13 de enero de 2010

Como me hice la cicatriz (III)

Muchas historias y leyendas urbanas he oido por ahí sobre la cicatriz que adorna mi frente (de hecho atrae sexualmente a miles de mujeres). Durante mucho tiempo he guardado silencio por miedo quizás al qué dirán, por miedo a que la gente no crea la maravillosa historia de cómo me hice esa pequeña brecha en mi cara. Hoy por fin, tras años de dudas, me cito aquí con todos ustedes, para contar de una vez por todas, la verdad, la única e irrebatible verdad

Era una tarde lluviosa en Escocia. Allí poseo uno de mis múltiples castillos, éste más concretamente cerca de la localidad de Aberdeen, Edimburgo (no penséis que he puesto "localidad más bonita de Escocia" en Google y he escrito la primera que me ha salido, yo sería incapaz) y me apetecía dar un paseo para ver como la lluvia bañaba los campos floreados y las verdes praderas de la tierra de Sir Sean Connery.
En eso que de repente, un objeto volador no identificado se acercó a mi y sobrevoló durante unos minutos mi castillo



Otro cualquiera se hubiera asustado, hubiera corrido pero yo no. No conozco la palabra miedo y miré al horror, a lo desconocido a la cara, sin pestañear... sin gafas
De repente, el OVNI aparcó (en 3 maniobras, no dominaba mucho) y de él bajaron unos seres extraños




Se acercaron a mi, me hablaron y me explicaron que su planeta, cientos de años más avanzado que el nuestro, buscaba un especímen terrícola para experimentar y convertirlo en un super hombre. Me eligieron a mi, porque era lo más parecido a lo que querían conseguir

Me introdujeron en su nave espacial, me drogaron y jugaron con mi musculado cuerpo durante no sé cuanto tiempo. Tiempo después, me desperté en una sala y el jefe extraterrestre me explicó que habían desarrollado en mí unas mejoras para que viviera plenamente, como ellos lo hacían en su planeta. Inteligencia ilimitada, bondad, cultura, superpoderes y algo que me avergüenzo de decir, pero que por amor a la verdad os contaré: un miembro viril extremadamente potente, grande y vigoroso. Me hicieron probar mis nuevas facultades y me llevaron a una sala especial. Allí me esperaba un extraterrrestre algo distinto.



Probamos todos mis poderes y de ahí volvieron a dejarme (despues de un par de horas) en casa. Me explicaron que todo los avances me habían sido introducidos por un pequeño orificio que se me había hecho en la frente (de ahí mi cicatriz) pero que no sufriría efectos secundarios.

Tomamos café, pastas y galletitas en casa y después se fueron

FIN

PD1: Por favor, seguid tratándome igual, soy superior al resto pero no era mi intención
PD2: Si alguien que no me conozca lee esta actualizción que no me juzgue, que vea la del perrito y el gatito de abajo para que vea que soy buena gente
PD3: Sé que os extrañará que en las facultades que he dicho que me dieron los extraterrestres no he puesto "belleza", pero es que me dijeron que no querían derrochar algo tan valioso conmigo, puesto que ya lo había derrochado Dios anteriormente.

Suscríbete y recibe al instante las actualizaciones