martes, 21 de junio de 2011

Un buen año

Ya aviso de antemano que el post que escribo contiene SPOILER sobre la película. Un film más, sin ningún brillo aparente. Una obra de Ridley Scott con Russell Crowe y Marion Cotillard que, sin embargo, cautiva (por lo menos a mí)

La peli habla sobre Max Skinner, un corredor de bolsa que hereda de su tío un viñedo en Francia. Tras varios intentos por venderlo, consigue cambiar la mentalidad de su vida y reconducirla por otras sendas. Se olvida del estrés, del dinero a raudales y se concentra única y exclusivamente en vivir tranquilo, retirado de la sociedad entre copas de vino, la suave brisa de la campiña francesa y las caricias de Marion Cotillard. Un planazo vamos

Os dejo dos escenas para que veáis lo simple que es la vida



"Quisiera pasar el resto de mi vida con una diosa irracional y suspicaz y una ración de celos y de genio, y una botella de vino que sepa como tú... y una copa que esté siempre llena"

Y aquí la ESCENA FINAL de la película (recuerdo, SPOILER) donde el mejor amigo de Max le llama y le comenta que está seguro de que no aguantará con ese ritmo. Que él es un tío de ciudad, de agobios y de trabajo. Que la buena comida, la calma absoluta, el vino y el sexo sólo serán pasatiempos pasajeros. Max, obnubilado por esos ojos azules, por ese idioma de erres desaliñadas y de gorjeos y por un andar digno del mismo cielo, comenta irónico: ¿no aguantaré? ... ya lo veremos



"Estoy loco por tus labios"

Suscríbete y recibe al instante las actualizaciones