miércoles, 6 de abril de 2011

Como desees

Hoy voy a sacrificar mi día en clase (mañana prometo que voy) por una película que me ha venido a la cabeza en los últimos días, La Princesa Prometida. Un film que vio la luz el mismo año que yo, que me ha acompañado por toda mi infancia y que me encanta. Un cuento para niños tranformado en una bonita película para todo el mundo y que tiene una escena que a mí particularmente me fascina.



PD: Mención especial a Robin Wright, la actriz que hace de Buttercup y que me ha tenido enamorado desde la primera vez que vi la peli hasta el día de hoy

Suscríbete y recibe al instante las actualizaciones