sábado, 12 de junio de 2010

El Coche invencible

Algunos dudaban de él. Muchos le daban por muerto, hasta incluso yo llegué a pensar que todo se acababa, pero no, ya me ha demostrado que es invencible, que nunca morirá. Estará con nosotros rodando por las carreteras, los caminos y los senderos del mundo sin descanso, hasta que él quiera. Un coche que parecía defenestrado con la llegada de otros nuevos y más potentes a la familia, pero que sigue dando guerra. Ya lleva a sus espaldas casi 36 vueltas al mundo...



...Y sigue sumando kilómetros, momentos, sensaciones. Sigue quemando el caucho de sus ruedas como si de la suela del zapato de un peregrino se tratase. Sigue vivo y me ha prometido que por mucho tiempo más. Dice que no tiene ganas de retirarse, dice que todavía no ha quemado la última gota de gasolina, me ha contado que aún quiere sentir el aire en velocidad, me confiesa que desea navegar conmigo hasta donde los dos decidamos. Y así será, seguro. Hasta donde tu quieras amigo, hasta donde tu quieras

Suscríbete y recibe al instante las actualizaciones