viernes, 22 de febrero de 2013

La señora de rojo

Feliz fin de semana. Disfrutad de un baile pegado, muy cerca el uno del otro, de aquel o aquella que os quiera lo suficiente como para pasar unos minutos de tranquilidad en la candidez de una bonita canción. Por ejemplo, esta:





Nunca te había visto lucir tan bonita como esta noche, 
nunca habías brillado tan fuerte.
Jamás vi a tanta gente morirse por estar a tu lado y, 
cuando te giraste hacia mí y me sonreíste, me dejaste sin aliento. 
Y surgió esa sensación de amor absoluto y completo.

Suscríbete y recibe al instante las actualizaciones