miércoles, 23 de noviembre de 2011

Una portada que nunca debió ver la luz

"Hoy es un día triste para el periodismo deportivo de este país. Es algo que ya no coge de sorpresa a muchos de nosotros, pero que no por ello, podemos dejar de criticar. Hoy el diario deportivo Gol publica una portada cuanto menos, criticable. Muchos de nosotros hemos discutido en la red sobre el tema. Os dejo la carta que le he mandado al director del periódico Xavi Mir, expresándole mi repulsa.

A la atención del estimado señor Mir

Muy querido señor y apreciado periodista:

He sido y sigo siendo en la actualidad, alumno de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. Estudio, como me supongo habrá hecho usted también, periodismo. Esta mañana, gracias a la inefable ayuda del periodista de Sportyou Miguel Gutiérrez, conocido en la red social Twitter como @lalibreta, he podido observar la portada de su periódico, a la que podíamos considerar como mínimo, inapropiada. No pretendo dar yo lecciones de periodismo a todo un director de medio, ni es mi intención ni soy quien para ello. Sin embargo, me gustaría comentar con usted (si me lo permite) el motivo y la presentación de la que yo entiendo, una portada hiriente y maliciosa. Sólo espero poder escuchar (en este caso leer) las razones por las que algo así sirve de escaparate para un diario al que puede acceder todo el mundo, tanto mayores como niños.
En la época convulsa en la que vivimos, en este momento tan triste y deleznable para el periodismo deportivo español en el que hemos abierto una guerra de trincheras entre dos bandos del mismo país, por la estúpida razón de ver quien mete más veces la ‘pelotita’ en la portería, hemos llegado ya a rozar los límites de lo canallesco. Comprendo y entiendo que usted podrá recurrir al “los otros también lo hacen” cosa que percibo y me repulsa a la par. Yo, lejos como le decía antes, de entrar en juicios valorativos, puesto que no me compete a mí más que como posible lector de su periódico hacerlo, me gustaría que se parase a reflexionar seriamente sobre el titular de su periódico. Yo se lo recuerdo



Me considero madridista, me considero español, me considero periodista pero ante todo, créame cuando le digo que me considero persona. No entiendo cómo alguien puede generalizar algo tan malvado (disculpe la expresión) como que el madridismo en el que yo, orgulloso me clasifico, deseamos la muerte al señor Tito Vilanova. Jamás en mi vida he deseado la muerte ni a dictadores, ni a asesinos ni a terroristas. Pienso, como estoy seguro que lo hace la inmensa mayoría de la gente civilizada de este país, que desear la muerte a alguien, por muy ruin que sea, te hace ser igual de despreciable y ruin que él. Si el odio no me ha llevado a desear el mal a esa clase de gentuza, explíqueme usted, cómo podría yo odiar a un entrenador de fútbol que se dedica a hacer su trabajo y que el único ‘daño’ que me ha hecho a mí, es ser el segundo de a bordo de mi más directo rival deportivo.
Llegamos ya a un punto, estimado señor, en el que todo vale. Hemos llegado a un momento crítico en la situación del periodismo deportivo de este país y es hora de decir: ya basta. Porque lo que se transmite en los medios se plasma en la sociedad, porque lo que dicen ustedes lo recibe mucha más gente y porque la tensión y la acritud comienza a gestarse desde la imprenta, el estudio o el plató. Por eso le pido humildemente y desde la mayor admiración por haber llegado a lo que muchos de nosotros sólo podemos soñar, una rectificación sobre la portada. Limpie su nombre y el de su periódico y luchemos todos juntos por un periodismo de calidad y sobre todo, honorable".


Llega un momento en el que ya no todo vale y donde si queremos cambiar la situación tenemos que decir todos: basta ya.

Suscríbete y recibe al instante las actualizaciones