miércoles, 26 de mayo de 2010

Fin de ciclo

Y se acabó. Parecía que jamás llegaría este día, pero como todo en esta vida...¡llegó!. 
Se terminó (de momento) mi vida en Madrid. Echaré de menos todo: las tardes cálidas, las salidas nocturnas, caminar por sus calles, los domingos lluviosos, el fútbol, disfrutar con todo lo que tiene esta preciosa ciudad y, sobre todo, a todos los que me habéis acogido y querido durante cinco años.



Me ha hecho gracia el detalle que me ha regalado mi pasta de dientes. Después de cenar me he ido a lavármelos y, tras mucho apretar y apretar, he conseguido sacar el poquito que le quedaba. Me ha costado, estaba casi vacío y ahora, con ese último pedazo fuera, lo está. El último suspiro de una pasta de dientes me recordaba que sí, que se acabó todo por aquí. Ahora a vivir, ¡qué remedio!; quizá Murcia, quizá más lejos, sólo Dios y el destino lo saben. Espero que a donde ellos quieran llevarme, pueda ser, por lo menos, tan feliz como he sido aquí.

Gracias a todos...os llevaré conmigo, siempre.

Suscríbete y recibe al instante las actualizaciones